25 feb. 2010

Eliminar una sensación. Dar un paso: De visitantes de la red a residentes


En un artículo que dio la vuelta al mundo en 2001, Marc Prensky presentaba la “brecha digital” como el enfrentamiento en las aulas de dos generaciones: aquella que ha crecido con la omnipresencia de los dispositivos digitales, y que ya no puede entender el mundo sin ellos, y aquella que se crió con los libros y los profesores tradicionales, a la que le resulta cada vez más difícil llegar a su público más joven.

Los primeros son los Nativos Digitales, que hablan el idioma del nuevo mundo de manera natural, y no entienden los métodos de sus profesores tradicionales. Todo va demasiado lento para ellos, no conciben que el papel no les “responda” como lo hace la pantalla de sus dispositivos digitales y su atención cambia continuamente de foco.

Los segundos, los Inmigrantes Digitales, imprimen sus correos y llaman por teléfono para asegurarse de que han sido recibidos. Se desesperan por la “falta de seriedad” de sus alumnos, y asisten atónitos a la creciente ineficiencia de sus antiguos métodos de enseñanza.

¿Cómo son los Nativos Digitales? Son nuestros alumnos/as
¿En qué medida podemos resistirnos al cambio de mentalidad que suponen las nuevas tecnologías?

PODEMOS IR MÁS ALLÁ:

La distinción anterior está superada por David White. Se puede ir más allá de los términos nativo e inmigrante digital para sustituirlos por residente y visitante en la red según la actividad que uno u otro desarrollan en internet.

Visitantes Digitales: se aprovechan y utilizan de los recursos que ofrece la red. Son usuarios que tienen competencias demostradas en el manejo de cierto tipo tecnologías digitales y que las han adquirido por el constaste acercamiento que han tenido a éstas. Este tipo de usuarios demuestra interés relativo.

Residentes Digitales: "viven" en la red y tienen una identidad digital bien definida: son prosumidores (productores y consumidores de la red). Usuarios cuyas competencias en el manejo de tecnologías digitales supera a de la media de los usuarios.

La mayoría somos visitantes digitales
Y nosotros, como profesores, ¿no podríamos dar un pequeño paso?
¿Podríamos convertinos en residentes digitales?
¿Cómo?
¿Para qué?

1 comentario:

  1. Jajaja, el video es entre hilarante y estrujante. Por mi parte no decido si quiero ser visitante o residente, me gusta manejar la tecnología y servirme de ella, pero valoro demasiado el contacto humano y los exteriores.

    Mantener un blog -y eso sin agregarle citas documentales ni material audiovisual- es satisfactorio pero a la vez muy demandante.

    ResponderEliminar